Eugenia Grandet, de Balzac

eugenia grandet balzac

A partir de

 

Eugenia Grandet, de Balzac

 

Faltaban sólo tres días para que se desencadenara este drama burgués.

“Faltaban, pues, tres días para que comenzara una terrible escena, una tragedia burguesa, sin puñal ni veneno; pero con relación a los actores, más cruel que todos los dramas desarrollados en la ilustre familia de los Atridas”.

El primer día del año. El día que Eugenia debía mostrar a su padre las monedas de oro que le regalaba cada año para su cumpleaños y su santo, y que ya redondeaba una pequeña fortuna. Las había entregado a su amado y arruinado primo Carlos. Su primo, se aprovechó. Su padre, que ascendió de tonelero a viñatero, para terminar siendo una de las fortunas del país, estalló. Su avaricia lo dominaba.

Es que, en “la época actual, en la que el dinero domina más que nunca”, no podía ser de otra manera. También las falsas amistades y las adulaciones interesadas de los Cruchot y los Grassin que la quería de esposa de sus hijos para heredar su fortuna.

Así era que “este noble corazón, que no latía más que por los sentimientos más delicados, tenía que acabar sometiéndose a todos los cálculos del interés humano”.

Tiempos en los que lo que manda es “calcularlo todo … pesar todos los días la bolsa de los demás, saber ponerse políticamente por encima de todo lo que sucede, no admirar nada, ni las obras de arte ni las acciones nobles, y no tener más móvil que el interés personal”.

Cada sentimiento oculta el cálculo vil. El padre de Eugenia la mima acercándose la muerte de su esposa para que renuncie a su herencia y él pueda conservar todas sus riquezas. Su primo Carlos, considera su amorosa ayuda una deuda que deberá saldar en algún momento. Los Cruchot y los Grassin calculan sus posibilidades en cada visita.

Y llegó Eugenia “a los 30 años sin conocer ninguna de las felicidades de la vida”.

Sin puñal ni veneno, desangró y sigue desangrando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s