Cinco esquinas, de Mario Vargas Llosa

A partir de

cinco esquinas vargas llosa

El régimen de terror de Fujimori, con su mano derecha “el Doctor” era el del toque de queda y la represión ante los bombazos de Sendero Luminoso y los secuestros del MRTA, pero nada quedaba fuera. El Doctor usaba al periodismo amarillo con Rolando Garro y su Destapes, que por las suyas dio a conocer las escandalosas fotos del gran empresario minero Enrique Cárdenas, por lo que decretó su muerte inculpando al pobre artista Juan Peineta que aterrado se preguntaba, “a una persona cuya vida se había reducido a vivir en un miserable cuchitril, que recibía una pensión ridícula, que tenía que ir al comedero de las Descalzas para no velverse tuberculoso, ¿le podía ir todavía peor?”. Es que se metieron con algo más grande que ellos mismos: el poder, y “las cosas son siempre, al final, de vida o muerte cuando está en juego el poder”, no en abstracto, el de este ex militar, ex abogado de narcotraficantes, ex agente de la CIA, y en ese momento tenebroso jefe de los Servicios de Inteligencia del régimen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s