El agua en el canasto (Italo Calvino)

El Pajaro Belverde, Italo Calvino

El agua en el canasto

Cuentos populares italianos para niños recogidos por Italo Calvino

 

“Había una madre viuda que se casó con un padre viudo, y cada uno tenía una hija. La madre quería a su propia hija y a la otra no. A la suya la mandaba a buscar agua con el cántaro, y a la otra con el canasto. Pero el agua del canasto colaba toda y la madrastra pegaba todos los días a aquella pobre muchacha.

Un día, mientras iba a buscar agua, el canasto se le escapó por el torrente. La muchacha se puso a correr preguntando a todo el mundo: -¿No vieron por aquí mi canasto? –y todos le contestaban: – Sigue bajando que lo vas a encontrar.

Al bajar, encontró a una vieja que se sacaba las pulgas, sentada sobre una piedra en medio del torrente, y le dijo: -¿no vio mi canasto?

-Ven aquí, muchacha –le dijo la vieja- que el canasto te lo encontré yo. Mientras tanto, hazme un favor: fíjate lo que tengo en los hombros que me pica tanto. ¿Qué tengo?

La muchacha empezó a matar bichitos a granel, pero no queriendo mortificar a  la vieja, le dijo: -perlas y diamantes.

-Y perlas y diamantes tendrás –contestó la vieja. Y después que la muchacha le sacó bien las pulgas: -Ven conmigo –le dijo, y la llevó a su casa que era un montón de basura. –Hazme un favor, mi buena muchacha: tiéndeme la cama. ¿Qué hay en mi cama? –Por la cantidad de bichos que tenía, esa cama daba la sensación de caminar sola, pero la muchacha, no queriendo ser descortés, contestó: -Rosas y jazmines.

-Y rosas y jazmines tendrás. Hazme otro favor, ahora, barre la casa. ¿Qué hay para barrer?

La muchacha dijo: Rubíes y querubines.

-Y rubíes y querubines tendrás. Después abrió un armario con toda clase de vestidos y le dijo: -¿Quieres un vestido de seda o uno de percal?

Y la muchacha: -Yo soy pobre, ¿sabe? Deme un vestido de percal.

-Y yo te lo doy de seda. Y le dio un hermoso vestido de seda. Después abrió un alhajero y le dijo: -¿Quieres oro o quieres coral?. Y la muchacha: -Deme coral.

-Y yo te doy oro. Y le puso un collar de oro. -¿Quieres aritos de cristal o aritos de diamantes?

-De cristal.

-Y yo te los dos de diamantes –y le colgó los diamantes de las orejas, Después le dijo: -Que seas hermosa, que tus cabellos sean de oro, y que cuando te los peines, te caigan rosas y jazmines de un lado, y perlas y rubíes del otro. Ahora corre a tu casa y cuando oigas rebuznar el asno, no te des vuelta; pero cuando sientas cantar al gallo, ¡vuélvete!

La muchacha corrió hacia su casa; rebuznó el asno y no se dio vuelta, cantó el gallo y sí se diovuelta, y le despuntó una estrella sobre la frente.

La madrastra le dijo: -¿Y quién te dio todas esas cosas?

-Mamita querida, me las dio una vieja que había encontrado mi canasto, porque yo le maté las pulgas.

-Ahora sí que te quiero –dijo la madrastra. En adelante, irás a buscar agua con el cántaro y tu hermana irá con el canasto. Y a la hija, en voz baja: -Ve a buscar agua con el canasto, déjalo bajar por el torrente y síguelo: ojalá encuentres lo que encontró tu hermana.

La hermanastra fue, tiró el canasto al agua y corrió tras çel, hasta que se topó con aquella vieja a quien preguntó: -¿Vio pasar mi canasto?

-Ven aquí, que lo tengo yo. Busca qué tengo en los hombros que me pica tanto. La muchacha empezó a matar bichitos. -¿Qué tengo?

Y ella: -Pulgas y liendres.

-Y pulgas y liendres tendrás.

Le pidió que le tendiese la cama. -¿Qué encuentras?

-Chinches y piojos.

-Y chinches y piojos tendrás.

Le hizo barrer la casa: -¿Qué encuentras?

-¡Una basura que da asco!

-Y una basura que da asco tendrás.

Después le preguntó si quería vestido de arpillera o vestido de seda. -¡Vestido de seda!

-Y yo te lo doy de arpillera.

-¿Collar de perlas o collar de piolín?

-¡Perlas!

-Y yo te lo doy de piolín.

-¿Aritos de oro o aritos de hojalata?

-¡De otro?

-Y yo te doy de hojalata

Larga la historia, estrecha la vía,

Digan la suya, yo dije la mía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s