Modelos de mujer, de Almudena Grandes

modelos de mujer, almudena grandes

A partir de

Modelos de mujer, de Almudena Grandes

De los cuentos reunidos en Modelos de mujer, elijo “Ojos rotos”. Miguela, Migue, “mongólica”, abandonada en ese “manicomio”, “no, centro de salud mental”, donde la dejaron, se transforma. Al mirarse en el espejo, se ve bella y feliz: la visita un miliciano muerto hacía años. Tiene de él una estrella roja del Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM).

La psiquiatra había decidido arreglar el patio del fondo, donde encontraron restos de un cuerpo humano debajo de la tierra removida, y lugareños le contaron la terrible historia.

Después de eso, Oreste, el miliciano, dejó de aparecer. Migue se desesperó. Lloró. Casi no comía. Rompe el espejo, se taja los ojos.

Van de paseo. A la sierra, donde los milicianos se ocultaban. Migue con sus ojos rotos, lo vuelve a ver. Salta de felicidad. Volvía a estar feliz. Debía quedar así. Pero, “al que algo quiere, algo le cueste”, y Queti, otra internada, su amiga, la única que la entendía y podía llegar a ella, la ayudó, debía quedar así, feliz, para siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s