Tándem, de Laura Calvo

tandem de laura calvo

A partir de

 

Tándem, de Laura Calvo

 

De los cuentos aquí reunidos, elijo Los Traboules. Los Colombo viajaron a Europa, y se enteraron allí, por el guía en el Coliseo, que “Cleopatra para divertirse clavaba agujas de oro en el pecho de sus esclavas. El aburrimiento ha sido y será siempre un mal consejero. Por eso habían hecho este viaje; para divertirse, para pasarla bien”.

Se enteraron también, en una Guía turística de Lyon, de los Traboules, unos pasadizos de un lado a otro de la ciudad de la mejor seda y la primera imprenta que usaban sus ciudadanos para escapar durante las guerras, remitiendo así a “misterio, clandestinidad”.

Los recorrió, se angustió. Pero también, “tuvo la sensación de haber cruzado una línea de fuego … resultaba curioso disfrutar tanto de una ruptura en su rutina, conciente como era de su apego a la rutina”.

Y entonces, en los comunes, y no en poderosas reinas, el aburrimiento puede ser simplemente invitación a disfrutar saliendo de la rutina, a aventurarse en aventuras sencillas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s