La única historia, de Julian Barnes

la unica historia julian barnes

 

A partir de

La única historia, de Julian Barnes

“¿Preferirías amar más y sufrir más o amar menos y sufrir menos? Ceo que, en definitiva, esa es la única cuestión”. No “ser o no ser”. Es que “todo el mundo tiene su historia de amor. Todo el mundo … Es la única historia”. Pero tampoco se trata del amor de las novelas francesas. O de cualquiera que haya escrito sobre el amor.

¿Podemos vivir lo absoluto en nuestras vidas cotidianas, en nuestras experiencias íntimas, domésticas, sentimentales, en todo lo que es, lo que parece ser, su opuesto?

Para Paul que con 19 años se enamora de Susan con 48 años, casada y dos hijas, nada tiene importancia: ni la política; ni sus estudios; ni sentirse parte de una generación joven que debería reemplazar a la anterior generación caduca; ni la diferencia de edad entre ellos; ni la aprobación de los demás; ni el dinero. Simplemente, porque “en el absolutismo de mi estado, creía que el amor no tenía nada que ver con las cuestiones prácticas”, simplemente porque eres “un absolutista del amor”. Y esto no por el “melodrama de ser joven”. También Susan era absolutista, lo comprobaría más tarde, cuando descubriera que “me equivocaba al considerar que el alcoholismo era lo opuesto del amor. Quizá estuviera más cerca de lo que yo imaginaba. El alcoholismo es sin duda tan obsesivo –y absolutista- como el amor”.

Y al descubrirlo descubrió que sí que “todos los amores, felices o desdichados, son un auténtico desastre en cuanto te entregas por entero”, y entonces, no lamentó “haber amado a Susan. Lo que lamentaba era haber sido tan joven, tan ignorante, tan absolutista de lo que se figuraba que eran la naturaleza y los mecanismos del amor”, y que entonces sí, había que “rebajar las expectativas” para poder ser feliz.

Lo absoluto -la intensidad de los sentimientos, o la resignada rebaja de las expectativas -el sosiego. Esa es la cuestión.

(Anagrama. Traducción de Jaime Zulaika)

Un comentario en “La única historia, de Julian Barnes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s