El milagro secreto, de Jorge Luis Borges

El milagro secreto (en artificios) borges

A partir de

 

El milagro secreto, de Jorge Luis Borges

 

El 19 de marzo de 1939, los nazis arrestaron a Jaromir Hladik en su departamento de Praga. Su verdugo fijó el día de su muerte el 29 de marzo, “esta demora se debía al deseo administrativo de obrar impersonal y pausadamente, como los vegetales y los planetas”.

Las noches siguientes, imaginaba las circunstancias. Unas veces, como el mágico deseo de que “prever un detalle circunstancial es impedir que éste suceda”. Otras veces, al revés, “acabó por temer que esos rasgos fueran proféticos”.

También, “a veces anhelaba con impaciencia la definitiva descarga, que lo redimiría, mal o bien, de su vana tarea de imaginar”.

Escritor, había, en una de sus obras inconclusas, ‘Los enemigos’, intentado “la posibilidad de rescatar (de manera simbólica) lo fundamental de su vida”, “disimular sus defectos y ejercitar sus felicidades”. Por eso la noche anterior a su ejecución rogó a dios darle un año para concluirlo. Le fue otorgado, de un modo misterioso.

Concluyó su obra, en su mente. Apenas terminado, sonó la descarga.

¿No es sino sólo simbólica la posibilidad de rescatar lo fundamental de nuestras vida, sucesión inaprehensible, mera atribución; un deseo; un acto de nuestra imaginación?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s