ARTE Y LITERATURA. Nuestra Señora de Regla. Conde, Cornejo, padre Rinaldi. Leonardo Padura

“- ¡No es una virgen cualquiera, Conde! Es la mía, ¡la mía!… ¡Es mi madre!… – Bobby suspiró, como si estuviera muy afectado- Imagínate, esa Virgen de Regla era de mi abuela, a ella se la regaló su papá cuando era chiquita. Y cuando me fui a hacer el santo, y salió que tenía que recibir a Yemayá, que también es la Virgen de Regla, ¿sabes?, ella me la regaló… No, chico, no es una virgen cualquiera… Mira, mira qué belleza

… una Virgen, de rostro y extremidades negras, sentada en una silla con reminiscencias de trono, en una postura mayestática, y ataviada con una capa azul, fileteada de blanco plata. Sobre la testa una coronita de oro, superpuesta a lo que parecía una especie de tocado de aire regio. De pie, sobre su muslo derecho, rodeado por su brazo, un niño Jesús, tan negro como ella, aparecía inclinado hacia el pecho materno, mientras sostenía una esfera en su mano izquierda y levantaba la derecha. El brazo de la virgen, por su lado, parecía extendido hacia el frente

Y misterios místicos que siempre serán misterio.

Como el de la esfera que sostienen en sus manos algunas de las vírgenes negras o el niño Jesús. La esfera es la perfección, es cierto. Pero es también la Tierra, el mundo, el Reino de Dios… La madre es la tierra. O la Tierra, el planeta… Pero en el siglo XII solo unos cuantos locos se atrevían a pensar que el mundo era una esfera… Misterios como que muchas de las ermitas dedicadas a estas vírgenes están en sitios que para los celtas europeos, que adoraban de manera especial a la madre tierra, tenían un poder telúrico. Misterios como su relación con el Camino de Santiago, la ruta de las estrellas, la Vía Láctea. La leche y la madre; la tierra y la fertilidad, la ruta hacia Occidente…, en fin.

… Pero con fe o sin fe, creo que está muy claro lo del poder que tienen esas vírgenes. Porque es real… para los que han puesto en ella su devoción.

… la necesidad de creer resulta algo que nos supera. Es la respuesta ante el misterio. Y todo suele ser proyectado a través de una figura que constituye un símbolo, la representación de una idea. Como una bandera por ejemplo. ¿No hay personas que se inmolan con una bandera o por una bandera? Ya sé que no es lo mismo, pero el acto nos revela el poder de los símbolos”.

Un comentario en “ARTE Y LITERATURA. Nuestra Señora de Regla. Conde, Cornejo, padre Rinaldi. Leonardo Padura

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s