ARTE Y LITERATURA. Habitantes de la ciudad, Nemesio Antunez. Enrique Lihn

“Nos referimos al grabado que titula Habitantes de la ciudad. De esta pieza Antúnez imprimió gran número de variantes. Se trata de una simple yuxtaposición en diagonal de figuras semihumanas; imaginémonos algo peor que un leprosario. La vida se desnuda de ellas arrojándolas. Alguien se extiende, vacío, en el suelo. El movimiento, que es expresión de vitalidad, no figura aquí para nada”.

***

“Purista, Antúnez se cuenta entre los artistas de nuestra época [los años cincuenta del siglo XX] concientes de su oficio, y sabido es que, entre los méritos de la pintura moderna, sobresale el de haber redescubierto, a la vez que su original condición creadora, toda aquella riqueza de formas, combinaciones y posibilidades varias, insospechadas por el ilusionismo neoclásico, romántico y naturalista. Con todo, no resulta igualmente encomiable su celo excesivo en evitar las referencias a la existencia inmediata, de la que se evade para revelárnosla en su esencia, en su realidad de verdad…

Así, reconociendo la universalidad alcanza por esta visión merced a su calidad estética, es menester ver en ella un documento personal, de gran valor quizá en el porvenir, cuando se trate de reconstituir uno de los rostros del hombre moderno: el de su sentimiento de soledad frente a la irracionalidad del mundo, de angustia por la gratuidad de una existencia sin objeto, de impotencia ante los poderes ‘de la noche’ y ‘de la muerte’”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s