Entrevista a Helena, hija de Tíndaro. (la Helena de Beatriz CBG)

A partir de

Entrevista a Helena, hija de Tíndaro. “si vamos a la guerra, Troya ganará” (la Helena de Beatriz CBG)

Entrevistada en un momento candente de la guerra, con las mil naves aqueas aproximándose, Helena aclara a la periodista que la razón de esta guerra “es simple. El control del mar Egeo y de sus rutas comerciales”, y agrega “no hay que creer siempre lo que cantan los aedos, sobre todo si viene de ese tal Homero del que todos últimamente hablan. A mí me están usando de excusa para justificar la ambición de otros. Desde que Pandora abrió su caja, todos los hombres creen que las demás mujeres somos como ella, pero no siempre desatamos todos los males del mundo”.

Pero ya es casi anecdótico. En la entrevista hace una revelación compleja: se declara troyana: “Troya vencerá”.

Es que, “una vez me hice mujer, mi padre decidió que me casase con Menelao, muy poderoso sí, pero que trata con más amor a sus naves de guerra que a su propia mujer. Así que cuando Paris apareció en mi vida, y comprendí lo que era realmente ser amada por un hombre y no ser solamente codiciada como un objeto precioso, no dudé ni un solo segundo en irme con él … Venirme a Troya con Paris fue una decisión que tomé como mujer adulta que soy. En realidad, creo que es la única decisión que he podido tomar en toda mi vida”.

Por eso, repite, “creo en Troya, este pueblo que me ha acogido como una reina, y en sus puertas y en sus muros, que son infranqueables”.

No es la Helena culpable sin derecho a defensa, la mujer odiada de Eurípides haciéndose eco del sentir griego. No es la Helena que dice su verdad, explica las causas del odio, sabe la solución, del Eurípides que la hace hablar con su propia voz. No es la Helena no solo culpable, sino sin voluntad y avergonzada de sí misma de Alessandro Baricco. No es la Helena, mujer- cuerpo, “fantasma del verdadero placer”, tiranía de Eros, que excita la violencia y la insensatez de Platón. No es la Helena que merece la condena eterna por su lujuria y con ello ser causa de amarguras de Dante. No es la Helena apariencia que redime de derrotas, inutilidades, sacrificios y nos permite seguir transformando con nuestras narraciones de Borges. No es la Helena que no es víctima del deseo de un hombre que la rapta, sino la mujer que desea y reclama satisfacer su deseo, de Dante Gabriel Rossetti. No es la Helena que redime las calamidades sufridas por griegos y troyanos, y que, lejos de la belleza y la pasividad, consuma su rebelión de Homero. No es la Helena que con su inteligencia decidió ir por una ciudad de mujeres libres, de Minutilli. Es la Helena que, dando un paso más, dejó el lugar que la trataba como objeto por un lugar donde fuera mujer, amada y reina.

(Disponible en: https://beatrizcbg.wordpress.com/2013/12/14/entrevista-a-helena-hija-de-tindaro-si-vamos-a-la-guerra-troya-ganara/)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s